Estilo de vida

4 Claves para ayudarte a tener una vida más sana

Eli31

Una buena dieta, hacer ejercicio de manera habitual y utilizar métodos para controlar el estrés son las
principales formas de mantener la salud de una manera natural. Otras ayudas importantes son el fomentar las relaciones, convertir el hogar en un lugar sano donde vivir, y evitar los hábitos nocivos. El cuidarse así favorece el bienestar mental y ayuda a proteger cada parte del cuerpo.

También se puede reforzar el sistema inmune. Las terapias naturales también son un punto muy favorable. El paradigma de que nuestra salud depende de alguien más o de algo fuera de nosotros mismos se está volviendo obsoleto. Tenemos que cuidarnos, fortaleciéndonos mediante la adopción de un estilo de vida saludable, y en caso de desequilibrios, acudir a tratamientos suaves, que estimulan el poder natural de la respuesta del cuerpo.

Comer bien para sentirse bien

Los alimentos son la fuente de energía que necesitamos para mantener las actividad de cada célula del
organismo. también proporcionan los nutrientes requeridos para el crecimiento y la reparación física. A la hora de comprarlos, debemos pensar que alimentos son mejores para nuestra salud y organismo. Si se puede, elija alimentos orgánicos, producidos sin pesticidas, antibióticos ni hormonas, para potenciar su crecimiento y una evolución saludables.

Aproveche al máximo la capacidad nutritiva de los alimentos sometidos a un mínimo procesamiento, como cereales integrales, frutas y verduras frescas. Conserve el valor nutritivo de los alimentos frescos preparandolos inmediatamente antes de consumirlos. Es el caso de los alimentos, orgánicos, aproveche la piel todo lo posible. pero si consume frutas y verduras no orgánicas, recuerde que cualquier resto de insecticidas, fungicidas, o herbicidas utilizados se mantendrá principalmente en la piel o hojas externas.

Cuerpo activo, Cuerpo en forma

La actividad ayuda a mantener en buen estado los huesos, músculos y articulaciones. también para estimular el metabolismo, combatir la depresion, el estres y ayuda a conciliar el sueño. Para mantener una buena salud, practique habitualmente estos tipos de ejercicios:

Ejercicio Aeróbico

Hace trabajar grandes grupos musculares, si es lo suficiente intenso, aumenta el ritmo cardiovascular. Por ejemplo pueden ser el caminar con un ritmo en el que entremos en calor,correr, nadar, y jugar al tenis. Mejora la capacidad pulmonar y la circulación, potencia la salud del corazón, aumenta la inmunidad, beneficia la digestión ayuda a mantener la salud en las articulaciones, permitiendo controlar el peso y mejora el estado de ánimo.

Fortalecimiento muscular

Este tipo de ejercicio supone trabajar con músculos individuales o grupos de músculos. El fortalecimiento de los músculos se puede realizar con pesas o uso de elásticos. El trabajo muscular repetido como, el remar o el montar en bicicleta, que también supone un ejercicio aeróbico. el fortalecimiento muscular puede ayudar a prevenir dolores en la zona lumbar, favorece la pérdida de peso, potencia agilidad, y el equilibrio, además de disminución de riesgo lesión muscular.

Estiramiento

Este tipo de ejercicio, también incluidos el yoga y pilates, distiende los músculos y favorece la flexibilidad. El realizar los estiramientos antes del ejercicio aeróbico o del fortalecimiento muscular, ayuda a prepararlos para la actividad, o para aliviar la rigidez muscular después del ejercicio, reduciendo el riesgo de lesiones musculares producidas por el esfuerzo de movimientos repetitivos.

Sin comentarios

    Deje una respuesta

    Información básica sobre protección de datos Ver más

    • Responsable Elisabet Lorena Jorge Santana.
    • Finalidad  Moderar los comentarios.
    • Legitimación Tu consentimiento.
    • Destinatarios  Profesional Hosting.
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.