Estilo de vida

Lo que he aprendido del yoga y puedo aplicar en todos los aspectos de mi vida

IMG 4131

Llevo poco más de 2 años, que conocí esta modalidad de ejercicio, y realmente un año que me lo estoy tomando más en serio, y practicándolo con más constancia, por lo que ni me atrevo a considerarme una “yogui”, porque quizás aún no controlo la capacidad de movimiento y respiración en la misma vez.

Quiero seguir mejorando mi habilidad para hacerlo, mejor cada día, se que tengo algo positivo, la capacidad de estiramiento que tengo, algo bueno en mi genética, soy hiperlaxa articular.

Hace unos dos años, unas compañeras de trabajo me invitaron a ir a una sesión de yoga, en la playa con una profesora, fui a probar y porque conocía algunos de los beneficios de esta práctica. Empecé con timidez y con algo de torpeza, hasta que poco a poco, he aprendido y ahora no me separo de mi esterilla de yoga, y aprovecho una media hora al día para dedicárselo a mi cuerpo, ahora lo hago con la guía de algunos canales de youtube, quiero recomendarte mi favorito

Tengo que decir que yo misma era una de esas personas con ciertos prejuicios sobre los yoguis, pensé que eran personas que solo les importaba estar todo el día en calma, y tranquilidad, y hablando de cosas espirituales, sin ninguna responsabilidad u obligaciones que hacer en el día.

Pero como todo en esta vida, el universo me dio un buen zasca en la cara, y me hizo adentrarme en este mundo, para conocerlo aún más, hasta el punto de apasionarme, dejando así por el suelo todas las creencias limitantes de mi gran ego. 

  1. Estaba dominada por el ego. Aprendí mucho en los libros de autoayuda a calmarme un poco, pero el yoga te da una bofetada de realidad y te hace ver que sí, que el ego está aquí para quedarse, y que muchas veces sale cuando te comparas con el yogui de al lado. En cambio, también te enseña a separarte de él y a darte cuenta de que el ego es una voz dictadora en tu cabeza, una imagen que quieres proyectar pero que es como un papel de calcar, muy delgado y que en realidad no representa absolutamente en nada lo que eres. Se trata de ser consciente  del ego y descubrirlo cuando aparece, sin tomárselo demasiado en serio.
  2. Que la vida es como una Asana. Es decir, que a veces tienes que ver las cosas desde otra perspectiva para sacar algo en claro. Más que nada, cuestionar tus creencias, tu identidad, tus opiniones, conocimientos y hasta tu propio ser. Ver las cosas desde otro punto de vista físico también te ayuda a ver las cosas desde otro punto en tu mente.
  3. Que lo material no te llene el alma, solo vacía tu bolsillo, y te hace vivir en una fantasía.  Cuántas de nosotrxs, no tenemos más de 4 pares de tenis, pantalones de jeans, y bolsos o mochilas, se que a todxs nos encanta la sensación de tener mucho  y de todo, pero es algo que el sistema nos ha impuesto, en que cuanto más tienes mejor personas eres o mayor respeto vas a obtener. El yoga te enseña que las cosas materiales son pasajeras, que no podemos basar nuestro valor en ellas porque son efímeras, destructibles, y una vez nos las quitan o las perdemos,volveremos a empezar de nuevo. Lo más importante es saber que el tiempo es lo que no se recupera, lo material y el dinero siempre tendremos oportunidad para generarlo. Por eso, en la  práctica del yoga, y en llevar una vida más minimalista  me ha ayudado a ver las cosas materiales como lo que son: simples cosas que añadimos a nuestra vida pero que en absoluto son un reflejo de lo que realmente somos. 
  4. Necesitamos cambiar, actualizarnos, y fluir. Había una vez un grupo de mujeres que me hablaban de ser como el agua, nunca lo entendí hasta que hice este cambio de paradigma. El agua estancada huele mal y carece de vida. El yoga me ha enseñado a aceptar que todo cambia constantemente, a no sentir apego hacia las cosas, situaciones, personas o lugares. Me ha enseñado a saber adaptarme a cualquier lugar, sin sentir apego y ver como una nueva aventura. Me ha enseñado a aceptar la muerte y las pérdidas de personas que ya no están en mi vida. A entender que muchas cosas cambian y están fuera de mi control. Y a entender, que yo misma soy un ser cambiante que nada tiene que ver con el de ayer. Así, vemos los cambios como progresos, y no como pérdidas.
  5. Que lo aportas, y que sea de valor para otros. Es lo que nos da valor como personas. No lo que podamos obtener de este mundo (y pensar, que cuanto más, mejor) si no lo que le aportamos. Cada persona tiene algo totalmente único e irrepetible que puede aportar a este planeta. Cada uno de nosotros somos seres únicos e irrepetibles, no te creas que eres un más del montón.  Al final, lo que obtienes solo lo disfrutas tú, pero lo que aportas, beneficia a todos los seres de este mundo y también a ti. Recuerda esto que haces no será para que te hagan un recordatorio, o te pongan en un altar, sino para que tu mismo sepas que lo que aportas a este mundo será compensado. De dejar una huella significativa más allá de “vine, aquí, me he parado y me fui”. Me ha enseñado a entender el verdadero valor de las cosas y de las personas, pero sobre todo, a ser compasiva, a ser empática, honesta, y a aceptar mis propias limitaciones y errores.

Gracias a mi práctica cada día es un nuevo día en el que descubrir cosas sobre mi cuerpo y mi mente, de su unión y de las respuestas que siempre he buscado, porque muchas, ya estaban dentro de mí. Esa aceptación es la que me ha ayudado a comprender y acoger todo lo que me rodea, sin juzgar o tener ninguna creencia limitante.

La antigua tradición india del yoga consiste en una amplia gama de ejercicios físicos y mentales, desde posturales y de respiración hasta de relajación profunda y meditación. La terapia yogui adapta estos ejercicios a las necesidades de cada persona en función de su trastorno concreto. Además de mitigarlos, su práctica regular también aumenta los niveles de energía y salud en general.

En Occidente, los psicólogos usan de forma generalizada técnicas de relajación derivadas del yoga para tratar la ansiedad y el estrés. También están empezando a reconocer el valor de los ejercicios yogui de meditación, relajación, respiración, equilibrio, estiramientos posturales para tratar muchas dolencias.

Sin comentarios

    Deje una respuesta

    Información básica sobre protección de datos Ver más

    • Responsable Elisabet Lorena Jorge Santana.
    • Finalidad  Moderar los comentarios.
    • Legitimación Tu consentimiento.
    • Destinatarios  Profesional Hosting.
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.