Remedios Naturales

12 Estrategias para que el agotamiento y no sea una excusas para vivir mejor.

pexels francesca zama 5952189 1

Las señales de aviso.

Demasiadas obligaciones, muy pocos recursos, muy poco control, muy poco aliento, y un camino que parece no tener final, son los aspectos que, al sumarse, producen el agotamiento, señala la doctora Susan Brace, psicóloga y enfermera titulada con consultorio en Austria. 

Los síntomas de aviso para llegar a esa situación incluyen extenuación, tristeza, desaliento, migrañas, angustia, dolor de estómago, irritabilidad, insomnio, depresión, apatía, aislamiento de la sociedad y, sobre todo, desesperanza.

Lo que distingue al agotamiento es esa sensación de desesperanza o impotencia, la convicción de que nada puede mejorar, la doctora  Beverly Potter, psicóloga de California, y autora de Beating Job Burnout (Cómo superar el agotamiento laboral).

Plan rescatarse sola.

 Por fortuna, hay mucho que hacer para combatir el agotamiento. Esto es lo que aconsejan las expertas: 

  • Disfrute de un descanso. Una de las primeras cosas recomendadas, a las mujeres que llegan a  Center Point, es que, sin hacer juicios de valor, se comprometan a dedicar 15 minutos al día a su persona. 
  • Haz todo lo que le gusta, da un paseo corto, en algún parque cerca de su casa, o si tienes la suerte de vivir cerca de la Naturaleza, escucha música, tómate un baño, lee un libro, medita, siéntate en un lugar tranquilo. La idea es que deshaga del peso de las obligaciones, que te oprimen y mirar desde otra perspectiva. 

Deberás respetar estos rituales, porque te ayudarán a disminuir la tensión. 

  • Busca ayuda. Si tienes hijos o cuidas de un progenitor mayor, pide a tu  pareja o alguna amiga que te ayude durante tu tiempo de descanso.
  • Reconoce de donde viene el cansancio.  Cuando sientas que estás agotada, pero no sabes por qué, analiza detenidamente qué te ocurre en el momento. 
  • Determina, ¿será que tu jefe, está dejando mucho trabajo? ¿Tu pareja se hace la escurridiza cuando le corresponde hacer la cena, o acostar a vuestros hijos? ¿Te sientes cansada porque no puedes más al  cuidar ese familiar, que es dependiente?
  • Di lo que piensas. Cuando identifiques el problema, llegará la hora de hablar. Pero no sólo te dirijas  a tu jefe-pareja- familiares, diciendo: Me siento agotada, ya que suena muy vago.
  • Te interesa ser objetiva y presentar sugerencias. Por ejemplo, si tu  jefe te ordena que hagas una cosa o supervises otras. Lo mejor es sugerirle,  de tal manera que puedas hablarle y encuentren una solución conjunta.
  • De la misma forma, no le digas a tu pareja un reproche, como: “nunca estás dispuesto a ayudarme”, evita esta forma agresiva de hablar, y con más asertividad, puedes explicarle que tu necesitas más apoyo con vuestros hijos. Y dile como realmente te sientes así él también puede comprender tu estado.

Busca hablar con alguien que te entienda. 

Las amigas, las compañeras de trabajo  o los miembros de algún grupo de apoyo también son necesarios, expone la doctora Beverly Potter, estudios  demuestran que una persona adulta tienen menos probabilidades de sentirse agotado si contaban con una red social de apoyo para descansar.

Tómate unas vacaciones. No necesitas irte lejos, ni gastarte todos los ahorros. La idea es relajarte y desconectar de la rutina y las obligaciones. Te dará una visión más clara de las situaciones.

Si cuidas un familiar dependiente, consigue un apoyo de algún pariente, o pídele algún familiar que te ayude a sufragar los servicios de un asistente de la salud o de un empleado del hogar, que podrá ocupar tu lugar, mientras desconectas y recargas las pilas.

En tu localidad, tu Comunidad  Autónoma o ayuntamiento te podrán orientar para encontrar una persona cualificada.

Prémiate  por sus pequeños logros.  no dependas de otros para reconocer y alentar tu esfuerzo, expone la doctora Potter.

Programa cada una de las actividades que debes hacer para que de esta manera las lleves a cabo: una fecha límite para cada una de ellas y date un premio ( por ejemplo ver una película que te apetezca o tómate un capuchino)si  cumples dentro del plazo que te has puesto. 

Estimulantes naturales. Estrategias para lograr más energía.

  •  Estás mentalmente y físicamente agotada, puede que haya tenido intenciones de tomar algo que te levante como un estimulante. No es necesario pasar  por la farmacia: unos sencillos cambios en tu vida y algunos métodos naturales aumentarán tu energía y levantarán tu ánimo.
  • Se trata de hacer el amor más a menudo, pasear bajo el sol, practicar técnicas orientales meditación yoga Taichi, dormir lo necesario, desintoxicarse de las tecnología, desayunar bien, y tener controlado sus finanzas. 
  • Tampoco debe faltar una dieta saludable rica en proteínas y ejercicio físico.
pexels andrea piacquadio 3801394

Te explicaré aquí cómo llevar a cabo todo esto y algunas técnicas más,  sin pastillas, ni efectos secundarios,  ni receta médica,  ponlo en práctica y mantendrás un buen  funcionamiento a lo largo del día. 

Come  una buena dosis de proteínas.

Para escapar de la pereza mental, alimenta tu cerebro. Los alimentos más proteicos contienen aminoácidos. Según el peso corporal basta una media de 50 a 70 gramos de proteína para estimular la mente el equivalente a 220 gramos de tofu o pescado blanco,   80 gramos de queso acompañado con galletas crackers.

Importante no  comer demasiadas proteínas como cualquier dieta occidental más de 500 gramos diarios de estos compuestos, es contraproducente porque puedes sobrecargar el hígado y los riñones al aumentar la excreción de calcio.

Utiliza el sexo sentido.

Mantenerse activa entre las sábanas pueda portarte un rápido y placentero, es un empuje de energía. La razón, el orgasmo aumenta  los niveles de la hormona oxitocina,  la cual desencadena contracciones en el útero  y revitaliza temporalmente.

Hacer el amor también es una buena forma de conseguir dormir bien, lo que a su vez le permite recargar las pilas si  no estás de humor, prueba  un abrazo, igualmente los niveles de oxitocina parecen elevarse, incluso la respuesta de las caricias.

Importante si no sientes deseo, mejor déjalo para otro momento, para que no se te convierta en una exigencia más y en un hacer mecánico, es lo que menos queremos, en este momento.

Evita el estrés a final de mes. 

Tu  ansiedad aumenta a medida que se aproxima el final de mes, y tu fondo se reduce a la cuenta de tu tarjeta de crédito que se infla como un globo. Las encuestas indican que  7 de cada 10 personas viven  preocupadas en distinto grado por cubrir sus necesidades con los fondos que no disponen, mientras que para 2 de cada 10 el dinero es el principal problema.

Ese tipo de preocupación permanentemente no solo se desgasta mentalmente sino que puede minar tu energía física y mental.

Importante:  para evitar el desgaste hay que eliminarlas las  causas de la  ansiedad, recomiendan que no uses las tarjetas de crédito, y  consultes con  un asesor financiero si la necesitas para que ponga tus cuentas en orden, aunque implique  un desembolso extra,  te orientará  ahorrando dinero y precauciones,  al menos gestiona crear  un presupuesto para sentir que recuperas el control así disponer de la enorme energía de los problemas económicos.

Refuerza tu armonía con el Tai Chi.

Es un método oriental que  consiste en una serie de ejercicios y posturas,  hacerlas en secuencia  lenta y  suave, junto con las meditaciones elimina la tensión nerviosa. Estimula el flujo del chi la fuerza vital, a través del cuerpo, una técnica muy eficaz para estimular la energía  interior consiste en practicar uno de los ejercicios del Tai chi para entrar en calor:

  • Permanece  con los pies separados de la misma anchura de los hombros, los brazos al costado del cuerpo y la cabeza mirando enfrente de un paso hacia  adelante con el pie derecho y toque sus hombros con las yemas  de los dedos .
  • Después  estire los brazos sobre la cabeza y mira hacia arriba, da  un paso atrás y vuelve a poner los dedos sobre los hombros con la mirada hacia delante.
  • Repite los  ejercicios dando un paso adelante con tu pie izquierdo.

Importante. Lo ideal  es practicar el Tai Chi al aire libre, aunque no siempre es posible, al margen de donde lo practiques, lo importante es que te relajes y concentres la respiración para coordinar los movimientos del cuerpo, es la meditación en movimiento.

 Llénate de energía solar.

Sí,  sí cómo estás escuchando… ¿te cansas, te deprimes,  te quedas sin energía cuando llega el otoño? Puedes que sufras síndrome estacional de tristeza  (SET),  un desorden anímico que produce   el organismo porque  no está recibiendo suficiente estimulación luminosa. 

A través del sol,  la solución,  una caminata diaria de 45 minutos al aire libre a la hora del almuerzo,  notarás una mejoría en tu ánimo, en una semana.  Si no es así, consulta a un médico para que determine otro tratamiento. 

Importante. En todo caso,  como la exposición al sol siempre es saludable además de estimular la formación de vitamina D en tu cuerpo,  los rayos solares tienen un efecto tonificante en la psique  mejorando la sensación de bienestar y ayudando a mantener la salud y la vitalidad las depresiones, son más frecuentes en los países nórdicos donde  la luz es menor.

Muévete,  muévete y después muévete.

 Cuándo haces ejercicio tu  cuerpo maneja mejor los agentes  psíquicos y emocionales que te estresan y roban la energía cada día. No importa demasiado el tiempo de ejercicio que elijas, lo importante es mantenerte activo con regularidad como mínimo 3 veces por semana durante 30 minutos cada vez.

 Importante. Si el ejercicio te causa dolor,  consulta con tu médico antes de practicarlo. Hagas lo que hagas caminar, correr o aeróbic,  comenzar a practicarlo poco a poco.

Mantente activa incluso solo subiendo las escaleras del edificio, para sí pero sin llegar extenuarse al sobreentrenar ejercítate hasta que comiences  a transpirar, el ejercicio es  estimulante proponte entrenar 5 minutos y comprobarás que al comenzar poco a poco y sin presión no sólo puedes seguir entrenando, sino que llegarán días que no tu cuerpo solo ya lo empiece a desear,

 Relájate y disfruta.

Como la meditación es una buena forma para orientar la fatiga y la recarga de las pilas. Basta con estirarte en un lugar cómodo, cerrar los ojos y no pensar en nada, más  que sentir percibir los ritmos vitales del cuerpo, fundamentalmente la respiración,  también es muy aconsejable practicar la sentada. 

Para conseguir una buena relajación, basta con que te concentres paulatinamente tu mente en las diferentes partes de tu cuerpo,  piernas, brazo, tronco, cabeza:  Sentirás cómo estás se van volviendo cada vez menos  pesadas, después solo tienes que seguir al final y el camino inverso.

Importante. Si no te apetece la técnica anterior prueba con otras,  ponle música suave descansa sobre el sofá y dile  a ti misma que se  sienta  relajada, concéntrate en la suavidad de la música, respira profundamente con cada exhalación, repite una palabra o frase o un mantra que te brinda la sensación de paz.

Mientras lo haces, imagínate en una playa,  siente la brisa las olas y las gaviotas, o imaginate en el bosque siente el olor a hierba los sonidos de la naturaleza incuso  algún pájaro. Durante  al menos 20 minutos diarios podrías practicarlo.

Mantén tu casa ordenada para que te dé buena energía.

El Feng Shui es una milenaria técnica oriental que busca equilibrar las energías de los elementos del planeta en el entorno donde uno vive y trabaja. La “acupuntura de los edificios”, trabaja sobre el principio de que la ubicación de los objetos en un espacio puede aumentar o bloquear el flujo de la energía terrestre.

Una mala disposición de los elementos en la casa puede desvitalizar la energía.

Para evitarlo cambia la posición del escritorio (sentarse de espaldas o en  línea con  la puerta del despacho afecta negativamente en los niveles de su energía),  acaba con el desorden (irrumpe el flujo  normal de energía), y prueba con emplazar objetos que representen distintos elementos naturales (como por ejemplo el fuego, la madera, el metal, el agua, la tierra) sobre el escritorio, incluso con alguna planta.

Importante. Introduce sólo un accesorio cada vez en tu escritorio (por ejemplo flores secas que simbolizan la tierra o una pequeña lámpara de la mesa que simboliza el fuego) para ir descubriendo cuáles son los elementos  que más le equilibran con su lugar de trabajo.

Desayuna como una reina.

La primera comida del día es decisiva para mantener los niveles energía a lo largo de todas las jornada,  ten en cuenta que llevas por lo menos 8 horas ayuno y si no desayunas o lo haces pobremente (por ejemplo un café un dulce) corriendo y con prisas, no solo comenzarás  el día y pasarás la  mañana en baja forma,  sin los nutrientes necesarios para tu actividad física y mental, sino que perjudica tu actividad lo largo de la jornada,.

Porque llegarás famélica  a las otras comidas, picotearás de forma descontrolada atiborrandome de calorías, grasas y  dulces en el almuerzo y la cena . Entrarás así  en un sube y baja energético con la pesadez.

Subsiguiente a las comidas copiosas y a los picos de caída energía debido a las oscilaciones del azúcar en tu torrente sanguíneo.

Importante. “La combinación de productos lácteos desnatados, cereales integrales y frutos secos es un desayuno ideal tanto en el punto de vista calórico como, por el gran aporte de minerales y oligoelementos”, señala el Dr Miquel Pros Casas .

 Los expertos aconsejan:

 Es esencial  dormir lo suficiente.

El doctor Miguel Pro Casas, médico y miembro fundador de la Asociación Española de Médicos Naturistas y coautor del manual de medicina natural (Temas de Hoy) basada en el sueño su lucha contra el agotamiento.

  •  Saca partido a este tónico nervioso. La primera medida para disponer de un sistema nervioso equilibrado y que se pueda reponerse del esfuerzo diario es procurar un buen descanso: es importantísimo que el sueño sea suficiente para afrontar el nuevo día, muchas personas no lo hacen y se despiertan agotadas.
  • No pongas trabas al sueño: dormir demasiado tarde y despertarte con el despertador alterando de forma artificial los mecanismos que hacen que nuestro organismo se  despierte, así como las cenas copiosas que dificultan la digestión, se traduce en un sueño agitado y poco profundo e impiden el descanso nocturno reparador.
  • Evita el sedentarismo, conviene practicar algún tipo de ejercicio físico como ejercicio físico o  algún deporte o un simple paseo de media  hora  antes de acostarse, es mucho mejor que los estimulantes o irritantes programas de televisión.
  • Date un baño o una ducha caliente antes de ir a la cama. Un baño caliente o ducha temperatura caliente te servirán  para ayudar a conciliar el sueño.
  • Prueba la fitoterapia. Tomar infusión o cápsulas de valeriana, pasiflora, tila flor de azahar, o Melisa antes de acostarse ayuda a conciliar el sueño,  estas plantas medicinales tiene un efecto sedante.
  • Si puedes échate una pequeña siesta.  Aprovechar el adormecimiento qué sucede después de la  comida de mediodía relájate en el sillón,  tómate  unos minutos de tranquilidad poner la mente en blanco y disfrutar de un breve sueño es un modo muy saludable de recuperar energía, recuerda que las siestas deberán de ser por menos de 30 minutos para no alterar sueño de la noche. 

Cíñete del color del optimismo.

Trata de  ver las cosas desde un punto de vista positivo hace que la vida sea más fácil, con las cosas que pesen  menos y será un poco más llevadera. Observa la cantidad de frases negativas que te dices al día, si puedes apúntalo y vete tachando las  de tu vocabulario,  te sorprenderá todo lo que te dices.

Sin comentarios

    Deje una respuesta

    Información básica sobre protección de datos Ver más

    • Responsable Elisabet Lorena Jorge Santana.
    • Finalidad  Moderar los comentarios.
    • Legitimación Tu consentimiento.
    • Destinatarios  Profesional Hosting.
    • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.